▷ Poda del almendro, ¿de qué forma y cuándo hacerla?【+ Consejos de cuidados】

0
50

El almendro (Prunus dulcis) es un árbol caducifolio de la familia de las rosáceas. Puede lograr de 3 a 5 m de altura. De tallo liso, verde y en ocasiones amarillo en el momento en que es joven, pasa a ser agrietado, escamoso, cremoso y grisáceo en el momento en que es adulto. La semilla de su fruto, la almendra, pertence a los frutos secos mas populares en el planeta. Es por este motivo que no podía faltar es este blog un producto sobre la poda del almendro, de qué forma y cuándo efectuarla, con que herramientas y los cuidados mucho más esenciales.

Nota: Ten presente que los consejos que aquí vamos a dar son en general, este blog es leído en decenas y decenas de países, con peculiaridades completamente distintas, con lo que no todos y cada uno de los consejos se adaptarán de la misma manera en todos y cada uno de los casos. Cuando finalices de leer el producto va a quedar que examines toda la información y apliques lo aprendido de la mejor forma. Frente cualquier duda ten en cuenta que puedes contactarnos para efectuar tus consultas.

1. Cuidados del almendro

Como todo árbol frutal la poda es primordial, pero hay otros muchos cuidados del almendro que son precisos para sostenerlo sano y fuerte.

  • Pluralidad: Lo primero a tener en consideración es determinar adecuadamente la pluralidad que plantaremos. Esta va a depender en buena medida de la región donde nos hallemos, más que nada sabiendo la crudeza del invierno.

Poda del almendro - ¿Cómo y cuándo hacerla?

  • Portainjerto: otra clave para proteger apropiadamente un almendro es la seleccion del portainjerto. Primordialmente se injerta en 2 tipos, el franco y el híbrido. Por norma general los labradores ponen el franco en secanos y el híbrido en regadios. Aun que recientemente esta tomando mucho más fuerza la utilización del híbrido en todo caso.
  • Plantacion: terminado de ser puesto el almendro en el suelo se aconseja pisar el lote al costado del tallo y regar. Después de ello poner un tutor asegurándonos un leño recto.
  • Plagas: las más habituales son el pulgón, oruga del almendro, araña amarilla, mosquilla verde, por ejemplo. Es primordial realizar una observación regular de la existencia de estas plagas, para lograr de este modo atacarlas a tiempo.
  • Riego: la necesidad de riego va a ir cambiando con la edad del frutal. En el momento en que es joven, y no ha creado cantidad considerable de raices, habrá de ser regado con alta continuidad. El almendro adulto requerirá algo menos de riego, aún de esta manera es un frutal que necesita bastante agua.
  • Abono: a lo largo de los primeros años es requisito abonar con nitrogenado para conformar el árbol, realizando múltiples apps cada un año. Desde la primera cosecha, va a haber que realizar una estimación de la proporción de toneladas por Ha que recolectamos. Con ese apunte vamos a deber dar los nutrientes que nos haya extraído esa cosecha.
  • Poda: como bien dije al comienzo de este capítulo la poda del almendro es primordial. Con ella regularemos tanto la cosecha como la vida del árbol. En los apartados siguientes profundizaremos en este item.

2. Herramientas para poda del almendro

Son múltiples las herramientas que precisan ser utilizadas para podar un almendro. La decisión va a depender en buena medida del género de poda y del tamaño del frutal.

  • Tijeras y serrucho para poda en altura.
  • Elementos básicos de seguridad como casco y guantes.

Es conveniente desinfectar las herramientas de corte antes de la poda. Esto va a ayudar a no trasmitir anomalías de la salud, vas a deber llevarlo a cabo antes de empezar la poda y toda vez que cambies de planta.

Asimismo te puede atraer entender sobre la poda de:

 

3. De qué manera podar un almendro

El efectuar la poda del almendro de forma adecuada tiene los próximos provecho:

  • Hacer más simple la iluminación, ventilación y también ingreso de modelos fitosanitarios en los tratamientos.
  • Conseguir una adecuada distribución de frutos, en las ubicaciones mas correctas.
  • Acrecentar tamaño y color de los frutos.
  • Regular la producción eludiendo años rebosantes o de escasez en floración y fructificación.
  • Equilibrar la relación entre los órganos de vegetación y producción.
  • Eliminar las ramas enfermas, secas o improductivas, eludiendo de esta manera el envejecimiento del árbol y la propagación de plagas y patologías.

La poda adecuada precisa de tres géneros de podas.

Ya que no tienen relación una con otra, vamos a ir construyendo separadamente todas ellas.

3.1. Poda de almendro joven (Capacitación)

La poda de capacitación del almendro joven, entre 1 y 4 años, tiene por objeto conformar una composición o armazón del árbol que sea estable. De esa forma va a poder aguantar el peso de las ramas de armazón y la fruta. Los almendros tienen la posibilidad de ser formados en vaso o en eje cambiado.

3.1.2 Poda al instante de la plantación

En el momento en que sacamos cualquier árbol del vivero este pierde una parte de sus raíces, es por este motivo que para establecer nuevamente la estabilidad requerimos efectuar una poda. Al instante de plantar, se tienen la posibilidad de tener 2 géneros de plantas.

Pequeños árboles con escasa cantidad ramas y/o muy enclenques. Si este es la situacion, han de ser rebajados a 70-80 cm de altura. Cortando además de esto todas y cada una de las ramillas de la base del leño. Aquellas remas que salgan a 30-40 cm del suelo van a ser quienes conformen las ramas primordiales.

Árboles mucho más desarrollados, que muestran ramillas mucho más desarrolladas. Estos asimismo tienen que rebajarse a 70 – 80 cm del suelo, descartando ciertas ramillas laterales y dejando solo tres a cinco de estas ramillas con 1 a 2 yemas. Si el árbol esta suficientemente grande ahora vamos a poder determinar las ramas primordiales (entre 3 y 6), se las dejará de 15-20 cm de largo y se suprimirá el resto. Se va a deber proteger que esta armazón de ramas quede equidistantemente distribuidas cerca del leño y de ser viable a distintas alturas.

3.1.2. Poda en verde – Primer verano

En el primer verano se va a deber efectuar una poda en verde del almendro. Ya que sólo algunas de las ramillas que afloran en la primavera precisan ser preservadas, debemos remover chupones, ramillas mal situadas, etcétera.

Realizando un pequeño corte o pellizco en la parte terminal de los brotes detendremos su desarrollo. Con esto se estimula el avance de las ramas primordiales, algo indispensable a fin de que consigan construir una composición fuerte.

3.1.3. Poda del invierno del primer año

En caso que aún no hayamos elegido las ramas primordiales, este es el instante de llevarlo a cabo. Habrán de estar situados entre 25-40 cm del suelo, y distribuidas equidistantemente, con distintas sentidos.

En esta poda del almendro se van a deber recortar ramas cuyos ángulos de inserción al leño sea ajustado (menos de 45°). Asimismo se tienen que remover todas y cada una de las ramas bastante horizontales, en tanto que exactamente las mismas entorpecerán el paso de maquinarias para el cultivo.

Puede darse que después del primer año, las ramas del armazón no estén medrando vigorosamente. De ser de este modo tienen que podarse a 3 o 4 yamas, de esta manera promoveremos su avance.

3.1.4. Poda de invierno de segundo año

Con la poda del almendro en el segundo invierno nos dispondremos a escoger 2 ramas secundarias por cada primordial. De esta forma vamos a ir completando la circunferencia de la copa.

No obstante, puede suceder que una rama de armazón o primordial tenga una rama secundaria, o por contra mucho más de tres. Al dejar 2 ramas secundarias en una primordial, una de ellas debe dejarse mucho más extendida que la otra.

No hay que exagerar tampoco al remover muchas de estas ramas secundarias, intentando de dejar el árbol muy homogéneo. Podemos destacar que la mayoría de las variedades de almendros ramifican bien, por eso ahora mismo es insignificante regresar a liquidar las ramas para inducir desarrollo.

3.1.5. Poda desde el tercer año hasta la producción

La poda de capacitación del almendro desde el tercer y cuarto año, debe continuarse, asegurándose que su desarrollo se sostenga hacia arriba y abierto.

Para el cuarto año el almendro deberá tener su composición primordial y secundaria bien definida. Con 3 a 4 ramas primordiales y entre 5-7 secundarias por cada primordial. Hasta entonces el centro del árbol debe sostenerse abierto, dando permiso el avance de la copa, y dando permiso un óptimo ingreso de luz y aire.

Para finiquitar con la poda de capacitación puedes ver en la enterior imagen las 3 situiaciones:

  1. Poda de plantación, donde se define la altura de la copa y se podan las ramillas a 2 yemas.
  2. Almendro al cumplir un año de plantado, al que se le viene haciendo una adecuada poda de capacitación.
  3. Mismo árbol de la imagen 2. una vez podado. Donde se escogen 3 ó 4 ramas primordiales bien situadas.

3.2. Poda de almendro adulto (Producción)

La primera cosa que hay que comprender antes de efectuar la poda de producción del almendro es donde lleva a cabo sus frutos este árbol. De esto se puede apuntar que la mayoría de la producción la crea unos elementos particulares llamados dardos, los que duran precisamente 5 años, y tienen desarrollo de forma anual escasísimo.

Apoyado en ello es que con esta poda hay que sostener una renovación de la quinta una parte de los dardos. Sustituyendo de esta forma esos que dejan de generar. Esta renovación se conseguirá podando año a año aquellas ramas de 4 o 5 años de edad (ramas de 2-3 cm de diámetro donde se desarrollan los dardos).

Como en todo frutal, es pertinente remover chupones en esta poda. De esta forma y todo no es bueno removerlos a todos, puesto que ciertos nos tienen la posibilidad de ser útil como madera de remplazo. En mejor instante para hacer esta poda es en verano, cuándo aún son sustanciosos (poda en verde del almendro).

Para finalizar hay que apuntar que al podar el almendro en su etapa productiva es buen instante para remover toda ramas enfermas y/o dañadas.

3.3. Poda de almendro viejo (Restauración)

En el momento en que el árbol de almendras tiene múltiples años empieza a achicar claramente su número de frutos y su tamaño. En ese instante se puede hacer una poda fuerte intentando encontrar establecer nuevamente su vigor. Esta poda la conocemos como poda de anti-envejecimiento o regeneración.

Hay que resaltar que esta poda del almendro ha de ser usada como último recurso, ya que el almendro frecuentemente puede no contestar bien a podas radicales. Es mucho más existen muchos especialistas que no aconsejan esta poda en ramas con diámetro mayor a diez cm, optando por un remplazo del frutal.

Poda de restauración en almendro

Por último, los cortes gruesos de poda han de ser pintados con pasta particular para poda. Previniendo de esta forma asaltos de patologías y hongos.

4. Poda de la pluralidad guara

Varios son los clientes que preguntan particularmente por la poda del almendro guara, una pluralidad muy habitual. La realidad no hay cambios parcialmente enormes en relación lo expuesto hasta aquí en el artículo.

De esta forma y todo te voy a dejar mucho más informacion al píe de este producto (en fuentes de información) y un vídeo en el último apartado. En ellos vas a poder reforzar algo mucho más en la poda de esta pluralidad de almendro. 🙂

5. Temporada de poda del almendro

El almendro es un árbol de hoja caduca, esto nos señala que se queda sin hojas desde otoño hasta la primavera. Por este motivo el instante en el momento en que tienes que podar un almendro es aquel en el que no posee hojas, temporada de poco avance.

El problema que poseemos al efectuar podas en esta temporada puede ser los enormes fríos. Es por este motivo que en relación la región en que te hallas, con inviernos aproximadamente crudos, siempre y en todo momento tienes que espantar la poda de las mayores heladas. Si no hay enormes fríos donde vives ese no es tu inconveniente, de lo contrario puedes postergar la poda hasta principios de primavera.

Por otra parte hay podas del almendro en las que no es requisito proseguir lo que se dijo previamente. Este es la situacion de la poda de ramas secas, que puede hacerse en cualquier temporada del año. O la poda en verde de brotes y/o cupones, la que se efectúa en verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here