Cómo hallar semillas de cebolla

0
62

La cebolla es una planta bianual, tiene un período de vida de un par de años. El primer año medra y guarda energía en el bulbo. En el final de esta primera temporada es en el momento en que acostumbramos a recolectarla para el consumo. La almacenamos -colgada, en cajas, sobre una mesa, etc y pasados unos meses, con la llegada de la primavera, observamos que el bulbo procura brotar otra vez. Ya que bien, esto marca el comienzo de la segunda una parte del período. Si la cebolla estuvo en la tierra habría emitido otra vez las hojas y, en el instante oportuno, un tallo floral terminado por la inflorescencia que cobijará las futuras semillas.

Por consiguiente, para conseguir semillas de cebolla debemos dejar la planta en la tierra hasta el momento en que concluya su período y emita el tallo floral. Otra alternativa posible -aunque menos perfecta- es que pongamos la cebolla en la tierra en el momento en que observemos que procura brotar. Le va a costar un tanto más aprender mas, si lo consigue, va a poder continuar adelante sin inconvenientes.

Además tenemos la posibilidad de intentar plantar una cebolla que nos obsequien o bien una conseguida en un mercado o bien frutería. Si no fue tratada contra la germinación, nos va a dar sus semillas para lograr comenzar un cultivo desde el principio.

Sea de una o bien de otro modo, una vez emita el tallo floral, hemos de estar alerta para cuidarlo en en el caso de que vaya a llevar a cabo bastante viento, ahora que podría partirlo o bien doblarlo. Tenemos la posibilidad de clavar en el suelo una sucesión de palos o bien varillas para atar los tallos y evadir que se sacudan de manera beligerante en el momento en que sople el viento. Es considerable que las inflorescencias no se golpeen unas con otras o bien con elementos que haya cerca, más que nada desde el instante en el que las flores ahora están abiertas. De esta forma evitaremos perder flores y semillas.

 

Cómo entender en el momento en que cosechar las semillas

Debemos prestar atención al color del tallo floral bajo la inflorescencia. En el momento en que las semillas estén completamente formadas va a pasar del color verde a uno más amarillento. Es el instante de recortar -con bastante precaución- el tallo unos 20 cm bajo las flores.

 

Extracción de las semillas

Ponemos los tallos cortados sobre una área absorbente -cartón, papel de periódico, paño, papel de cocina, etc – en un espacio donde le dé el sol y el viento. Desde luego, que no se moje, ahora que lo que deseamos con este desarrollo es que las flores se acaben de secar.

Pasados unos días, observaremos que el aspecto de la inflorescencia y del tallo cambió. Aparentan más secos, de un color más grisáceo pálido. Ahora están totalmente secos.

En un envase desmenuzamos las flores con la mano. Tenemos la posibilidad de coger toda la inflorescencia y ofrecerle vueltas entre ambas manos a fin de que, por medio de el rozamiento, se vaya deshaciendo y caigan las semillas en el envase.

Una vez poseemos todo bien deshecho ahora tenemos la posibilidad de pasar a dividir las semillas del resto de material. Para eso tenemos la posibilidad de permitir que caiga de a poco la mezcla de un envase a otro soplando para echar fuera los desechos. Un procedimiento más veloz radica en sumergir la mezcla en un bol con agua y eliminar. Las semillas fértiles van a caer en el fondo por su peso en tanto que los restos y las semillas mal formadas flotarán. Si escogemos este último procedimiento, debemos sacar los restos de la área y verter el agua con las semillas en un colador o bien filtro. Solo resta ponerlas sobre un papel absorbente en un espacio ventilado a fin de que se sequen bien. En unos cuantos días van a estar listas para guardar.

Las ingresamos en una bolsa o bien bote hermético y lo etiquetamos, cuando menos, con el nombre del cultivo, la diversidad si la conocemos y la fecha donde las cosechamos.

Ahora tenemos la posibilidad de planificar nuestro semillero de cebollas para tener nuestro cultivo que, si proseguimos recogiendo semillas de las superiores plantas, de a poco vamos a ir consiguiendo plantas adaptadas al ámbito de nuestro huerto, más resistentes y productivas.

CÓMO HACER UN SEMILLERO DE CEBOLLA

Si lo haces así es seguramente vas a tener éxito al primer intento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here