Cómo llevar a cabo Ginger Ale casero y natural

0
69

El Ginger Ale no en todos los casos fue la bebida llena de medicamento de maiz transgénicos y envasada en aluminio que conocemos hoy en día.

Ya hace varios siglos las etnias de todo el planeta han elaborado distintas maneras de «sodas» fermentadas naturalmente desde tés de yerbas endulzados o bien mezclas de jugos de frutas.

Estas bebidas fermentadas naturales además tienen dentro enzimas buenas y probióticos para hacer mejor la salud y estaan lejísimos de las ediciones poco saludables que poseemos hoy en día.

Hoy veremos como tenemos la posibilidad de llevar a cabo nuestro Ginger Ale casero, y conseguir una bebida rica y saludable de forma simultanea llena de caracteristicas buenas.

Cómo hacer Ginger Ale casero y natural 1

Si deseas ver todos y cada uno de los provecho del jengibre, como se utiliza y como se puede plantar en el hogar visita nuestro artículo: Todo sobre el Jengibre.

Los primordiales provecho de consumir Jengibre:

  • Aliviar los trastornos digestibles.
  • Calmar las náuseas (increíble en las primeras etapas del embarazo).
  • Achicar la fiebre.
  • Tranquilidad la tos y los inconvenientes respiratorios.
  • Alentar el sistema circulatorio.
  • Contribuir a calmar los dolores musculares y el mal.
  • Puede contribuir a remover la caspa.

Esta receta natural de Ginger Ale usa jengibre fresco y una mezcla de jengibre cultivado o bien fermento de jengibre para hacer una gaseosa naturalmente fermentada y con burbujas.

Aunque esta mezcla puede contener una pequeña proporción de alcohol si se deja fermentar a temperatura ámbito a lo largo de semanas, usaremos el procedimiento de la infusión corta para hacer una soda gaseosa sin el alcohol.

El ginger ale casero es calmante para las afecciones digestibles y tiene dentro probióticos y enzimas. Como con algún producto fermentado, sugeriría empezar a tomar no pero de un vaso cada día, ahora que todos y cada uno de los probióticos y enzimas tienen la posibilidad de provocar malestar estomacal en esos que no están familiarizados a consumir productos fermentados.

Pequeñas proporciones de esta mezcla tienen la posibilidad de ser útiles al comienzo del embarazo y en el momento en que se tiene malestar estomacal, para evadir las náuseas.

Esta receta hace unos 2 litros de ginger ale natural, aunque la receta puede ser ajustada hacia arriba o bien hacia abajo utilizando una proporción de ¼ taza de azúcar y ¼ taza de fermento de jengibre por cada litro de agua.

Receta para hacer en casa de Ginger Ale Casero:

Esta receta rinde 2 litros y conseguiremos una gaseosa de jengibre fermentada naturalmente que tiene dentro probióticos y enzimas buenas, de gusto dulce y satisfactorio.

Elementos:

8 tazas de agua filtrada o bien agua mineral.

Un trozo de entre 3 a 5 centímetros de raíz de jengibre fría, bien picada.

½ taza de azúcar de caña sin refinar o bien el semejante en melaza, sirope de agave o bien sirope de arce.

½ cucharada chica de sal marina.

½ taza de jugo de limón recién exprimido.

½ taza de Fermento de Jengibre.

Normas punto por punto:

Primero prepararemos un «mosto» para nuestra gaseosa de jengibre poniendo 3 tazas de agua, raíz de jengibre picada, azúcar, melaza si es requisito, y sal en una cazuela y llevamos a puntito de ebullición.

Después sigue a fuego retardado a lo largo de unos cinco minutos hasta el momento en que el azúcar se disuelva y la mezcla comience a olfatear a jengibre.

Retiramos del fuego y ponemos más agua. Esto debería enfriar la mezcla, mas si no es de este modo, debemos dejarlo enfriar a temperatura ámbito antes de pasar al siguiente paso.

Añadimos el jugo de un limón recién exprimido y el fermento de Jengibre.

Trasfiera a un frasco de vidrio de 2 cuartos de galón con una tapa hermética. Revuelva bien y ponga la tapa.

Después dejamos en el encimera a lo largo de 2-3 días hasta el momento en que esté carbonatado.

Esta remata etapa es dependiente bastante de la temperatura y la mezcla puede requerir ser removida a lo largo de este tiempo de fermentación en el mostrador. En el momento en que destapemos el frasco y sintamos el estruendos propio de en el momento en que destapamos una bebida gaseosa va a estar listo.

Guardamos en el refrigerador donde va a durar indefinidamente. Hay que colar antes de tomar.

Ciertas consideraciones:

Como con algún bebida fermentada de manera clásico, o sea más un arte que una ciencia. El pronóstico es dependiente mayormente de la intensidad del fermento, la temperatura de la vivienda y el azúcar usado.

La mezcla final debe olisquear a jengibre y sutilmente a levadura/fermentación y debe tener gas. Tenga precaución de que no se carbonice bastante, ahora que esto ocasionará mucha presión y puede ser en un frasco explosivo.

La mezcla puede ser colada y transferida a botellas antes de ponerla en el refrigerador.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here