Cómo sembrar girasoles

0
71

La siembra del girasol no es muy distinta de las de otras hortalizas cuyas semillas son de semejante tamaño, como es la situación de las cucurbitáceas (calabaza, pepino, calabacín, etc), más allá de que hay algunas diferencias que hay que tomar en cuenta y que observaremos ahora.

Mas antes de ingresar a argumentar los datos de cómo hacer la siembra del girasol, es primordial que aclaremos exactamente en qué datas se puede hacer, ahora que hablamos de una planta que que no puede sembrarse cualquier ocasión del año, salvo que el tiempo lo deje.

Preparación del lote o bien sustrato

➽ Semillas de girasol.

El girasol es una planta riguroso tanto en nutrientes como en agua, por lo cual el suelo o bien sustrato en el que se vaya a plantar debe tener una aceptable composición, que deje retener la humedad, y una aceptable cantidad y equilibrio sobre nutrición.

Las raíces de esta planta son muy poderosos, por lo cual hay que explotar esta característica y brindarle un suelo o bien maceta profundos, lo que dejará que padezca menos estrés hídrico y deficiencias de nutrientes.

El suelo o bien sustrato debe estar suelto, aireado, abonado si es requisito y con un nivel de humedad intermedio.

 

La siembra

El girasol debe sembrarse de manera directa en el suelo ―o bien en el sitio definitivo que vaya a ocupar―, lo que se conoce como siembra de taburete. Lo común es llevarlo a cabo en surcos o bien líneas, mas esto no es obligación mientras que se respeten las distancias entre plantas.

 

Marco o bien distancia entre plantas

Puede ser sutilmente distinto dependiendo de la diversidad de girasol de que se trate, de esta forma como de las condiciones del sitio, mas como regla establecida, será de 70 cm entre líneas y 15 cm entre plantas de exactamente la misma línea.

Si se marcha a regar el cultivo o bien si las «malas yerbas» son muy rebosantes, es conveniente achicar la distancia entre líneas a fin de que el suelo quede cubierto lo antes posible.

 

Hondura de siembra

En relación a la hondura a la que se tienen que poner las semillas, va a depender de cómo sea el suelo:

– 3 cm en pisos húmedos y/o bien pesados (arcillosos)

– 6 cm en pisos rápidos o bien con inclinación a secarse.

A profundidades algo superiores ―hasta 10 cm― las semillas además germinan, mas requieren más tiempo y menos acostumbran conseguirlo.

Se ha comprobado que aquellas plantas sembradas más superficialmente consiguieron germinar y florecer antes que las que se sembraron a más hondura.

En los dos casos, la siembra debe hacerse en el momento en que el suelo tenga el nivel de humedad preciso (tempero): tierra húmeda hasta la área mas no pastosa (no se pega)

 

Trámite

Tan simple como ir realizando pequeños pozos ―a la hondura y separación nombradas― y depositando unos cuantos semillas en cada uno de ellos. Deben ser pipas naturales, sin torrado, salobre o bien otros procesos que maten el feto.

Para ahorrar semilla, se puede llevar a cabo una prueba de germinación. Para eso se cuentan las semillas sembradas y una vez germinen, se anota cuantas han fracasado. Esto nos va a dar el porcentaje de germinación, y nos dejará entender cuantas poner en todos y cada hoyo.

⇲ Relacionado
Cuidados del girasol✔ Cuando los poseas sembrados, vas a deber comprender los cuidados que requieren para realizarse apropiadamente…

Por qué razón no se establecen los girasoles

Es muy poco recurrente que se hagan semilleros de girasol para después trasplantarlos al lote, y esto tiene una explicación: no es requisito ni da ninguna virtud respecto de la siembra de taburete.

Ya que es una planta que puede realizarse en un extenso abanico de condiciones, y que evoluciona rapidísimo, no se consigue una virtud real al comenzar el cultivo anticipadamente en un semillero y después trasplantar al lote en el momento en que el tiempo sea conveniente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here