Cosecha del perejil

0
2

Del mismo modo que aquellas otras yerbas aromatizadas cuya parte consumida son las hojas, el perejil se puede cosechar cualquier ocasión del período de cultivo, aunque no es indiferente ni el instante elegido, ni cómo se haga.

Si te quedas con , en este artículo te vamos a contar cuándo es preferible cosecharlo a fin de que su gusto y caracteristicas sean perfectas.

Tiempo de cosecha

Como adelantamos al comienzo de este artículo, el perejil se puede juntar cualquier ocasión, cuando empieza a desarrollar el follaje. Sin embargo, esto no es ni práctico ni aconsejable, ya que solo conseguiremos entorpecer el avance de la planta y que requiera más tiempo para lograr un tamaño correcto para la cosecha.

Si pretendemos recortar toda la planta ―entre otras cosas para deshidratarlo― vamos a esperar a que alcance unos 30 cm de altura, lo que va a tardar aproximadamente en generarse en dependencia de si el cultivo se ejecuta a lo largo de las estaciones más cálidas del año o bien a lo largo de las más frías.

CUÁNDO SEMBRAR PEREJIL

¿Lo haces a su instante? Descúbrelo aquí!

En el primer caso, el perejil precisará unos 3 meses para lograr ese tamaño, en tanto que si se cultiva en el momento en que las temperaturas son más convenientes, precisará solo 2 meses.

 

Mejor instante para cosechar

En días calurosos, cosechar el perejil por la mañana, antes que el calor ardiente la planta.

En días frescos ―o bien si el cultivo está al abrigo del calor― se puede cosechar cualquier ocasión del día.

No cosechar con temperaturas bajísimas, ahora que se tienen la posibilidad de generar quemaduras por frío en los cortes y debilitarse la planta.

 

Géneros de recolección

El perejil se puede cosechar de dos formas escenciales: recortar toda la planta de solo una vez o bien cosechar ciertas ramas mientras lo requerimos.

En las plantaciones comerciales, el perejil se corta a ras de suelo, dejando que vuelva a brotar.

En cambio, lo común en los cultivos para consumo propio, es que se vaya cosechando mientras lo requerimos. Esto tiende a ser siempre de este modo, salvo que deseamos secarlo para almacenar en botes y usarlo como producto seco.

 

Continuidad de corte

Si cortamos toda la planta a ras de suelo, deberemos aguardar un tiempo hasta el momento en que vuelva a regenerarse. Por lo general, a lo largo de una temporada de cultivo, se puede recortar totalmente entre 4 y 6 ocasiones, según el instante del año.

Por otro lado, si lo poseemos en nuestro huerto para ir tomando una hoja siempre que nos lleve a cabo falta, el corte es períodico, según lo usemos aproximadamente en la cocina.

Al perejil le estimula bastante que lo cortemos, o bien le hayamos ido sacando hojas, a fin de que deba estar siempre regenerándolas y se sostenga vigoroso.

En el momento en que el perejil se acerque a la floración ―lo apreciaremos por que emite tallos florales― vamos a dejar de recolectarlo, más que nada cuando ahora tiene flores y semillas, ya que los nutrientes de la planta se habrán movilizado hacia estas, perdiendo las hojas tanto sus caracteristicas como una parte de su gusto y aroma.

 

Cuidados articulo-cosecha

Siempre que recolectemos el perejil, fundamentalmente si cortamos totalmente la planta, debemos regarlo con más continuidad los días siguientes a la cosecha y, si fuera primordial, añadir nutrientes cada cierto tiempo al suelo con apariencia de purines ―como el purín de ortiga― o bien otros abonos orgánicos, para evadir que la planta los agote.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here