Cuándo plantar fresas

0
1

En el momento de plantar fresas, hay que planificar cuándo llevarlo a cabo en función de una sucesión de causantes que vamos a explicar ahora y que deberemos tomar en cuenta si deseamos que el cultivo evolucione de la mejor forma viable, y nos provea rápidamente de los ansiados frutos.

 

Semilla o bien planta

Aunque es evidente que la plantación debe hacerse desde plantas de fresa adultas o bien, en cualquier caso, de los hijuelos que enraízan en el radical de los estolones, es recurrente que bastante gente deseen empezar el cultivo sembrando las semillas que han conseguido en un comercio, que han extraído mismos de las frutas o bien que alguien se las ha regalado.

Ya que bien, si partimos de semilla vamos a hablar de siembra y, en un caso así, tenemos la posibilidad de efectuarla durante la primavera y el verano, en semillero protegido mientras que la temperatura exterior sea fría y al aire libre en verano. En el momento en que las plantas tengan unos 8 cm ahora vamos a poder trasplantarlas al sitio definitivo.

Mencionado lo anterior, la siembra de la fresa no acostumbra ofrecer muy excelente resultados. Las semillas son minúsculas y con cierta frecuencia no germinan salvo que se tenga particular precaución.

 

Procedencia y disponibilidad

En cambio, si deseamos comenzar el cultivo partiendo de plantas de fresa, deberemos tomar en cuenta la procedencia de exactamente las mismas y su disponibilidad. Si las compraremos en un vivero o bien comercio agrícola, lo habitual es que solo estén en venta en el momento en que llegue el instante de plantarlas.

Es recurrente que varios hortelanos novatos apasionados empiecen el cultivo de la fresa con plantas que un familiar o bien un amigo les obsequia y, en un caso así, sí deberemos tomar en cuenta cuándo será el más destacable instante para seguir con el trasplante.

Para eso, debemos comprender el tiempo de nuestra región. Si el otoño y el invierno no son muy fríos, es conveniente plantar las fresas a finales del verano o bien principios del otoño.

En cambio, en tiempos más fríos en los que se dan heladas profundas y persistentes y, principalmente, nevadas rebosantes o bien prolongadas, es preferible aguardar al final del invierno —o bien durante la primavera— para hacer el trasplante al sitio definitivo. Así mismo nos aseguraremos de que las plantas hallan condiciones convenientes para enraizar y empezar a realizarse.

Sin embargo, debemos tomar en cuenta que si plantamos las fresas en la primavera y proceden de estolones de ese año, es realmente posible que debamos aguardar a la primavera siguiente para poder ver los primeros frutos, aunque si la diversidad es de día film o bien neutro es posible que consigua florecer antes que termine el verano.

 

Según la diversidad

Las diferentes variedades de fresa se tienen la posibilidad de clasificar según sean sensibles o bien no a la duración de los días —número de horas de luz—. Las variedades de día film, florecen en el momento en que el número de horas de luz es prominente, oséa, a fines de primavera y en verano. Las de día corto, necesitan menos de 14 horas de luz cada día a fin de que logren florecer. Y por último, las de día neutro florecen independientemente de las horas de luz.

Visto esto, las variedades de día corto vamos a deber plantarlas a finales del verano o bien en otoño, a fin de que en el momento en que llegue la primavera logren florecer antes de la llegada de los días con más horas de luz.

Las variedades de día film tenemos la posibilidad de plantarlas tanto en otoño como a inicios de la primavera, ahora que no florecerán hasta el momento en que los días sean más largos.

Y por último, para las variedades de día neutro es indiferente en el momento en que se planten ahora que tienen la posibilidad de florecer cualquier ocasión. Eso sí, evitaremos plantar en los meses de sobra calor salvo que tengamos la posibilidad cubrirlas con una malla de sombreo y no les falte la humedad.

 

Seleccionar el instante

Es conveniente plantar las fresas en un día nuboso, y si es imposible, en el final de la tarde. Así conseguimos que el sol de las horas centrales del día no deshidrate la planta y tenga tiempo de asentarse a lo largo de la noche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here