Cuándo plantar lechugas

0
22

Las lechugas forman una parte del conjunto de hortalizas que se tienen la posibilidad de plantar durante todo el año, más allá de que debe hacerse sabiendo ciertas cosas que vamos a explicar en este artículo.

Hablamos de una planta de tiempo fresco, que se lleva a cabo mejor con temperaturas frescas a moderadas (15-20℃).

Resiste heladas ligeras en el momento en que es joven, mas mientras se aproxima a su estado adulto las hojas acostumbran verse perjudicadas en el momento en que la temperatura se aproxima a 0℃.

Las temperaturas altas ―sobre 20-24℃― causan que la lechuga emita rápidamente el tallo floral, instante desde el cuál no es correcta para el consumo, ya que las hojas se vuelven duras, secas y amargas.

La duración del cultivo tiende a ser de entre 50 y 80 días ―desde la plantación hasta la cosecha―, en dependencia de la diversidad y el tiempo.

 

Temporadas seguras

Sabiendo la información previo, en todos y cada tiempo va a haber unas datas ciertas en las que sea óptimo plantar las lechugas a fin de que se desarrollen apropiadamente.

Lo mejor es que cada hortelano calcule desde estos datos las datas perfectas o bien probables para comenzar un cultivo exitoso en el tiempo de su región.

Ya que con temperaturas inferiores a 10℃ la lechuga no medra, y superiores a 20℃ incrementa bastante el compromiso de entrada prematura en floración, ese puede considerarse un intervalo seguro para su cultivo.

En tiempos tibios estas condiciones acostumbran darse en dos estaciones: primavera y otoño.

 

Primavera

Pasado el compromiso de heladas fuertes se puede empezar a plantar lechugas, haciéndolo de manera escalonada para tener a lo largo de más tiempo.

En tiempos frescos se puede seguir con la plantación hasta finales de la primavera, en tanto que el tiempos más cálidos va a haber que parar cerca de un mes y medio antes que llegue la subida de temperaturas que antecede al verano (vamos a hablar de esto más abajo).

En estos últimos, puede ser atrayente disponer una malla de sombreo sobre el cultivo, si la radiación del sol y el calor son intensos a fines de primavera.

 

Otoño

Cuando baja la intensidad del calor del verano, se puede reanudar la plantación de lechugas, y seguir hasta cerca de 50 días antes de la primera helada otoñal, a fin de que las últimas lechugas que se planten tengan tiempo de realizarse.

En tiempos ribereños, de baja altitud o bien dónde las heladas son poco recurrentes, poco profundas o bien nulas, se puede seguir con la plantación escalonada a lo largo de todo el otoño y también el invierno.

 

Otras temporadas

Los dos precedentes tienden a ser los instantes del año que menos peligros acarrean, ahora que las condiciones comunmente encajan mejor con los requerimientos de la lechuga, mas esto no significa que no se logren plantar en otras temporadas.

 

Invierno

En tiempos cálidos las lechugas tienen la posibilidad de plantarse además a lo largo del invierno, aunque si las temperaturas no son suficientemente altas (más de 10℃), será primordial tener un invernadero.

En la situacion de tener un invernadero, inclusive en tiempos tibios es viable el cultivo en invierno, fundamentalmente si los días radiantes son rebosantes, ahora que es el sol el responsable de incrementar la temperatura del aire en el invernadero.

 

Verano

En la estación más cálida del año además es viable plantar lechugas, mas en un caso así va a haber que lidiar con el peligro de floración prematura, parada de desarrollo por altas temperaturas y evaporación excesiva.

Estas condiciones poco convenientes, comunmente no se dan en tiempos cuyo verano es poco soleado y poco caluroso (tiempos tibios húmedos y tiempos fríos), como sucede en parte importante de latitudes altas. En esos casos es viable cultivar variedades de verano ―resistentes a espigado― en el exterior y sin sombreo.

En cambio, en tiempos en los que el verano es soleado y caluroso, no se tienen que plantar lechugas salvo que se escojan variedades muy resistentes al espigado y se instalen mallas de sombreo para achicar la insolación y la temperatura del cultivo.

 

Ahora vimos cuándo tenemos la posibilidad de plantar lechugas en distintas temporadas, mas no tenemos la posibilidad de cerrar este artículo sin nombrar que o sea algo nuevo en caso de que se cultiven para cosechar inmaduras ―baby leaf―.

Ya que requieren menos tiempo para realizarse y el espigado no tiende a ser un inconveniente, las lechugas baby se tienen la posibilidad de plantar ―explicado de otra forma cultivar― a lo largo de todo el año, con protección plástica si la temperatura no es bastante en invierno.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here