Cuántas calabazas proporciona una planta

0
13

Para contestar de manera correcta a esta cuestión, primero debemos comprender la arquitectura de la planta de calabaza (Cucurbita máxima), que determinará la distribución de flores masculinas y femeninas en todo el tallo, y por consiguiente, de lo probables frutos ―toda vez que consigan cuajar.

 

Arquitectura de la planta

La planta de la calabaza, lleva a cabo un tallo rastrero en el cuál se marchan formando nudos mientras medra. Los nudos son las intersecciones dónde se introducen las hojas, las flores y los tallos secundarios. Entre cada dos nudos sucesivos siempre hay un fragmento recto aproximadamente film de tallo.

Ya que bien, como observamos, las flores femeninas ―las que van a dar sitio a los frutos― solo tienen la posibilidad de formarse en los nudos de la planta, mas no en todos . En dependencia de la diversidad, se puede conformar una flor femenina cada 4 a 6 nudos.

Las flores masculinas se muestran con una mayor frecuencia en los nudos, por lo cual siempre van a ser más varias que las femeninas. La flor masculina cuya apertura se sincronizará con otra femenina, siempre se ubica unos nudos más atrás que esta.

 

Componentes ambientales

Aparte de lo que hemos visto previamente y que establece la distribución de las flores femeninas durante los tallos, las propiedades del ambiente además influyen en la capacitación de flores hembra.

La planta de calabaza genera más grande proporción de flores femeninas en el momento en que se ubica en un espacio seco y soleado, lejos de la sombra y la humedad del suelo.

En cambio, en las horas centrales de los días calurosos, se puede observar perjudicada la fertilidad de las flores femeninas que esté abiertas.

La amplitud térmica ―distingue entre la temperatura máxima y mínima― se ve que además influye en la aparición de las flores femeninas, de manera que si es pequeñísima o bien inexistente, no se desarrollarán.

 

Poda

No es infaltante entrenar podas en la planta de calabaza, aunque varios labradores sí hacen para conseguir frutos más enormes, concentrar la producción o bien beneficiar el avance de la planta antes que empieze a engordar los frutos.

Se tienen la posibilidad de podar los tallos secundarios que nacen en los nudos, de esta manera va a quedar únicamente una guía primordial con frutos de más grande tamaño, mas menor proporción de frutos, quizás solo 5 o bien 6 van a llegar a madurar en todos y cada planta.

Otra técnica radica en recortar los extremos de todos y cada uno de los tallos secundarios, dejando varios frutos en cada uno de ellos. Con esto aumentaremos la producción y la concentraremos en el tiempo, ya que los tallos secundarios van a tener frutos de edad semejante.

En un caso así quizás podríamos aguardar del orden de 3 frutos por tallo secundario y determinados más en la guía primordial. Si, entre otras cosas, la planta tiene 6 tallos secundarios, con 3 frutos cada uno de ellos, más otros 3 frutos en la guía primordial, conseguiríamos 21 calabazas por planta.

Hay que aguardar alguna menos ya que siempre se echarán a perder una parte de las flores y frutos, mas aún de esta forma será una aceptable proporción de calabazas de pequeño o bien mediano tamaño. No podemos aguardar enormes calabazas si dejamos tantas en todos y cada planta, de este modo que tenemos la posibilidad de descartar este número.

 

Instante de la cosecha

Esto además alterará la proporción de frutos que de cada planta. Si recolectamos las calabazas antes de su completa maduración, la planta dispondrá de sobra elementos para desarrollar novedosas calabazas.

En cambio, si las dejamos todas y cada una en la planta hasta su maduración, la planta no va a poder generar otras novedosas y si lo realiza, estas no medrarán, ya que todos y cada uno de los elementos son consumidos por los frutos más viejos.

 

Resumiendo ¿cuántas?

Ya que es realmente difícil ofrecer un número exacto, gracias a los componentes que ahora enseñamos y a otros como la diversidad, la fertilidad del suelo, disponibilidad de agua, ataque de plagas y patologías, sepa de polinizadores y poco cuajado de frutos, etc.

Lo común es que en un cultivo familiar ―no profesional― tengamos la posibilidad conseguir entre 5 y 10 calabazas por planta.

A más grande cantidad, el tamaño de los frutos se reducirá bastante. Y a la inversa, si dejamos solo una calabaza por planta, su tamaño será inusual.

Y hasta aquí este corto artículo que seguiremos ampliando y progresando con novedosas vivencias y entendimientos que salgan a la luz, de esta forma que acuérdate de regresar por aquí…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here