Cuidados de la lavanda

0
19

Hay muchas especies de lavanda, mas la mayor parte de son plantas silvestres adaptadas a vivir en condiciones duras, por lo cual solamente precisarán cuidados, mientras que las plantemos en un ámbito conveniente para .

¿Y cuál es ese ámbito? Es lo que observaremos en este artículo: las condiciones que necesita y determinados cuidados que tenemos la posibilidad de darle para corregirlas, si estas no son las más convenientes.

 

Luminosidad

Más que un precaución, esto debe ser parte de un trabajo de planificación antes de la plantación de la lavanda.

Es sustancial que la planta se ubique en un espacio que reciba el máximo número de horas de sol directo cada día, que no haya cerca árboles o bien otras construcciones que le den sombra.

Si se planta en una región sombría, por varios cuidados que le brindemos no va a progresar apropiadamente.

Roquedos, muros radiantes o bien zonas altas del jardín son buenos emplazamientos para esta planta.

Esquejado en la lavanda

✔ Desde un solo fragmento de rama de lavanda puedes conseguir decenas, cientos o bien cientos de . Con paciencia, mas es viable! ¿No te lo crees?…

Condiciones del suelo

Aunque hablamos de una planta muy rústica que puede vivir sin asistencia, en ocasiones se planta en pisos y tiempos que no le son convenientes ―en los que no medraría de manera natural―, y por consiguiente, sí que puede ser precisa alguna intervención por la parte del jardinero.

Hay que plantar la lavanda en un suelo o bien sustrato aireado y con buen drenaje.

 

Nutrientes

Hablamos de una planta muy poco riguroso en nutrientes, que se lleva a cabo muy bien en terrenos pobres. En verdad, la calidad de su aroma y su aceite son superiores en pisos pobres.

En un cultivo familiar, no es requisito abonar la lavanda, o bien como bastante llevarlo a cabo cada 3 ó 4 años si se cosecha o bien poda con mucha continuidad.

En cambio, en el momento en que esta planta se cultiva con objetivos comerciales, sí se frecuenta fertilizar para incrementar el desempeño de la cosecha.

 

pH

Se debe tener presente que la mayor parte de las especies de lavanda eligen pisos alcalinos ―excepto el cantueso Lavandula stoechas subsp. pedunculata―, oséa, con pH prominente, y aunque tienen la posibilidad de medrar en pisos sutilmente ácidos, debemos procurarles unas condiciones más convenientes, ahora que no nos va a costar nada o bien muy poco.

Antes de seguir, hay que corroborar qué nivel de pH tiene el suelo donde está la lavanda. Se puede medir con un ph-metro o bien tiras de papel indicio que se venden en farmacias. En ocasiones alcanza con entender si la roca que abunda en la región es ácida o bien alcalina.

Cuando se conoce el pH, si esté es inferior a 7, será ácido, por lo cual va a poder corregirse agregando en los aledaños de la lavanda cal agrícola o bien cenizas de madera, quitando después la tierra a fin de que se revuelva bien. Tras una semana es conveniente medir otra vez el pH para corroborar si subió.

Se debe tener precaución de no pasarse con la alcalinidad del suelo. Es conveniente que se quede en valores neutros o bien sutilmente alcalinos a que se dispare el pH y el suelo se transforme en un factor corrosivo.

 

Riego

La lavanda es una planta natural de zonas secas y, por consiguiente, resiste realmente bien en condiciones de escasez de agua, mas por supuesto sin agua no vive.

Debe regarse sin falta ―mas sin encharcamientos― en el instante de hacer el trasplante y en en el caso de que no llueva en muchas semanas y el suelo se seque en demasía.

Si sigue en maceta va a haber que tener más precaución, ya que estos recipientes ―y más cuanto más pequeños son― tienden a perder el agua rápidamente.

Como regla establecida, sostener un mínimo nivel de humedad en el suelo o bien el sustrato es bastante en el momento en que la planta está bien arraigada.

✔ Si tu lavanda está en una maceta o bien si deseas mudarla de sitio, este artículo te asistirá bastante para entender cómo llevarlo a cabo…

Eliminación de plantas contendientes

Si el suelo es abundante en nitrógeno ―bastante fértil― o bien muestra una humedad recurrente hasta la área del mismo, en van a estar germinando todo el tiempo “malas yerbas”, o bien explicado de otra forma, vegetación espontánea.

Es sustancial hacer escardas regulares para evadir que esa vegetación de veloz avance rodée completamente a la planta de lavanda ―fundamentalmente si esta es de pequeño tamaño.

Sostener el suelo despejado en la base de la lavada es un precaución básico muy bueno por lo siguiente:

✔ La lavanda no debe desafiar a las adventicias por el agua ni los nutrientes, desarrollándose con menor necesidad de los dos.

✔ Facilita la entrada de luz a la parte baja de la planta, conservándose las hojas en esa región y sosteniendo de esta forma una manera más estética.

✔ Optimización la circulación de aire cerca de la planta, reduciendo la humedad de la parte baja y evadiendo que aparezcan hongos en la lavanda.

✔ La escarda de la cubierta superficial del suelo optimización la aireación de este y baja el nivel de humedad del mismo.

✔ Este es quizá el precaución más esencial para esta planta, ahora que no hacerse o bien de no llevarlo a cabo de manera correcta, su apariencia y salud empeoran rápidamente…

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here