Cuidados del maíz

0
19

El maíz es de las hortalizas que menos cuidados requiere, cuando el cultivo está en marcha, mientras que se haya hecho bien el trabajo desde el comienzo.

Los elementos importante para poder excelente resultados con el maíz son: la fertilización, la rivalidad de adventicias y la humedad del suelo.

Además, es primordial comprender los condicionantes agroecológicos del maíz, oséa, los causantes del tiempo, del suelo y de la planta que influyen en el avance del cultivo.

Prosigue leyendo y revela cuáles son los cuidados que requiere el maíz a fin de que se desarrolle de manera exitosa.

Antes de cultivar

De antemano a la siembra, debemos entender cuáles son los requerimientos del maíz. Si los conocemos será más fácil que empecemos con buen pie; escogiendo bien el sitio, planeando la siembra y mejorando el lote.

Ahora vamos a sintetizar estos requerimientos o bien condiciones agroclimáticas favoreces para el maíz.

 

Temperaturas

Las semillas de maíz no germinan si la temperatura del suelo es inferior a 10°C.

El cultivo se desarrollará bien en el momento en que la temperatura se sostenga entre 20 y 30°C.

Sobre 30°C las plantas de maíz tienen adversidades para retener el agua y corren el peligro de mustiarse.

Bajo unos 13°C detiene su desarrollo.

 

Luminosidad

Requiere un mínimo de 6 horas de luz cada día para realizarse apropiadamente.

La proporción de luz que reciben las plantas de maíz está relacionada con el total de granos que consiguen generar.

 

Pisos

Los elige sutilmente ácidos, muy fértiles, de composición franca, profundos, con buen drenaje mas al unísono buena retención de agua y ricos en materia orgánica.

 

Agua

Es primordial que esté utilizable en el suelo a lo largo de todo el cultivo, y fundamentalmente en la germinación, floración y llenado de los granos. El más grande consumo se genera a lo largo de la floración y si en esta etapa padece sequía, el desempeño se ve perjudicado de manera moderada.

El exceso de agua además es amenazante para el maíz. Si el suelo sigue encharcado a lo largo de más de medio día el cultivo se verá perjudicado.

 

Trabajos pre-siembra

Se debe seleccionar un suelo como el descrito previamente o bien mejorarlo por medio de laboreo y también incorporación de abonos y otras enmiendas que fuesen primordiales.

Cuidados tras la siembra

✧ Es primordial sostener el suelo húmedo mientras que se está generando la germinación de las plantas de maíz, regando toda vez que detectemos que se está secando.

✧ Cuando se genera la germinación, y mientras que las plantas son pequeñas —de menos de 1 metro de altura— se tienen que sacar todas y cada una de las adventicias o bien “malas yerbas” que medran entre el cultivo.

✧ En el momento en que empieze a ser difícil desplazarse entre las filas de maíz, hacemos un aporcado (arrimamos tierra a las plantas) realizando surcos entre las líneas, para hacer mejor su anclaje en el suelo y hacer más simple la penetración del agua de riego.

✧ Por último, debemos sostener la humedad del suelo —como ahora afirmamos— fundamentalmente en el momento en que se aproxime la floración y a lo largo de todo el desarrollo de llenado de los granos.

Haciendo estos simples cuidados, es demasiado simple lograr el éxito con el cultivo de maíz, mientras que las condiciones sean correctas y se siembre en el momento en que corresponde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here