Cuidados del orégano en maceta

0
8

En este otro artículo sobre los cuidados en general del orégano, comentamos que hablamos de una planta muy rústica, y que por consiguiente necesita pocos cuidados.

O sea muy cierto principalmente en el momento en que el orégano se cultiva en el suelo, ahora que las condiciones son más equilibrados en este, mas al llevarlo a cabo en maceta ciertas cosas cambian. Lo observaremos ahora.

 

Luminosidad

Frecuentemente el orégano se planta en maceta para lograr poseerlo en el hogar, en la cocina, en una terraza, balcón, etc.

Es viable siempre y cuando la ubicación en la que esté reciba sol directo a lo largo de cuando menos 6 horas cada día, o bien algo menos si se aclimata la planta, mas no prosperará de ningún modo a la sombra o bien en un ámbito de penumbra.

Si al orégano le falta luz emitirá tallos largos con escasas hojas, y estas van a ser de color verde pálido o bien inclusive amarillo.

 

Sustrato, sustrato y sustrato

Del mismo modo que la mayor parte de las plantas aromatizadas ―y más que nada las que son nativas de zonas secas―, el encharcamiento del suelo tiende a ser mortal para el orégano.

El exceso de humedad del suelo no tiende a ser un inconveniente en el momento en que el orégano se cultiva en la tierra, a menos se plante en una depresión del lote o bien región pantanosa, y se puede impedir fácilmente haciendo la plantación en caballones o bien camas altas.

En cambio, en una maceta con un sustrato indebido, es muy fácil que se generen encharcamientos, especialmente si continúa a la intemperie en el momento en que llovizna, si se riega en demasía o bien si se deja el agua en el plato.

Para tener un orégano sano, la elección del sustrato se encuentra dentro de los puntos más indispensables.

 

Peculiaridades del sustrato

Rápido, muy poroso, con buena aireación, increíble drenaje y bastante retención de humedad.

Se puede llevar a cabo de manera sencilla desde fibra de coco, perlita, arena y algo de humus de lombriz o bien otro abono equilibrado y realmente bien descompuesto.

Es considerable no pasarse con el abono, ahora que requiere muy poco, y además no es conveniente que se expanda bastante al estar en un tiesto.

Además se puede adquirir un sustrato concreto para plantas aromatizadas o bien uno para semilleros, que puede ser útil de todas formas.

Riego

Si el sustrato es correcto y el tiesto tiene cuando menos unos 3 litros de aptitud, entonces el riego no tiende a ser un inconveniente.

Lo que es imposible olvidar en modo alguno es la comprobación de que la maceta tiene orificios de drenaje en la base, ahora que es recurrente que vengan sin perforar y deba llevarlo a cabo uno mismo.

En relación a la continuidad de riego, es conveniente que sean apartados, aguardando a que la área del sustrato empieze a secarse entre riegos. Tampoco hay que aguardar a que salgan fisuras o bien se marchite el orégano.

Si se tuvo la precaución de poner una cubierta de grava en el fondo del tiesto, entonces se puede dejar el agua sobrante del riego en el plato de la maceta. Si se ha llenado toda con sustrato, es preferible vaciar el plato a fin de que no ascienda por capilaridad y sature todos y cada uno de los poros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here