Cuidados del pimiento

0
7

Manejo del agua

El pimiento es muy sensible a los excesos de agua. Los encharcamientos del lote por lluvias continuadas, riegos desmesurados y/o bien drenaje deficiente, causan asfixia radicular y un decaimiento general de la planta que puede terminar con si la situación no remite rápidamente.

En pisos pesados (arcillosos) va a haber que estar muy observadores ahora que son muy propensos al encharcamiento. Aportando arena al suelo se puede hacer mejor bastante la composición de esta clase de terrenos, favoreciendo el drenaje del exceso de agua de lluvia o bien de riego.

Debemos plantar en caballones, camas altas o bien bancales en el momento en que preveamos que el suelo puede llegar a encharcarse.

En época de lluvias no debemos regar en lo más mínimo, y si el suelo retiene cantidad considerable de agua, vamos a esperar a que el cultivo y la acción del sol la consuman en su más grande parte.

 

Sistemas de riego

Sin lugar a dudas, los más correctos para el cultivo del pimiento son los de tipo localizado, como el goteo o bien cintas de exudación. Si se manejan bien, aceptan sostener un nivel de humedad recurrente sin compromiso de encharcamientos y economizando mucha agua.

El riego por aspersión es el menos correcto ahora que remojar las plantas puede beneficiar la aparición de patologías y, además, se pierde cantidad considerable de agua, fundamentalmente si hace viento o bien calor.

Con respecto al riego a manta o bien por medio de llenado de surcos, más allá de que consume mucha agua, puede ser correspondiente (si no poseemos otro) mientras que se planten los pimientos sobre el nivel del suelo, en caballones, y el suelo tenga un óptimo drenaje, en caso contrario el agua no se infiltrará apropiadamente.

 

Control de yerbas contendientes

Es considerable, desde las primeras etapas del cultivo, sostener bajo control la proliferación de vegetación espontánea que logre desafiar a las plantas de pimiento por los recusos, la luz y el espacio. Es fundamentalmente sustancial al inicio del cultivo, ahora que las plantas de pimiento se desarrollan lentamente y tienen la posibilidad de ser sobrepasadas fácilmente por la rivalidad.

Desde un criterio orgánico, poseemos dos buenas forma de cortar el desarrollo de las yerbas contendientes.

En primer lugar, antes de hacer el trasplante, se tienen la posibilidad de llevar a cabo falsas siembras, mejorando y regando la tierra tal y como si fuésemos a cultivar. Las yerbas va a nacer rápidamente y vamos a poder suprimirlas quemando paja sobre el suelo o bien removiéndolo con un escardador. Con unos cuantos falsas siembras hemos eliminado la mayoría de las plantas contendientes.

Hay te tener particular precaución de no dañar las raíces en el momento en que se trabaja la tierra en las cercanías de las plantas de pimiento. Por esto, son superiores las utilidades tipo escardador ya que solamente ahondan en el suelo.

Y cuando los pimientos están establecidos, realizaremos un acolchado (orgánico si es viable), que vamos a explicar con más detenimiento ahora.

 

Acolchado

En el momento en que llegan las altas temperaturas y no hay peligro de largos periodos de lluvias, es una decisión correcta contemplar el suelo con algún material orgánico como paja, césped, corteza, papel o bien cartón, restos de poda trozados, etc. para evitar el desarrollo de yerbas contendientes, guardar la humedad del suelo y beneficiar la actividad biológica en exactamente el mismo.

Si el suelo no se ha abonado lo bastante antes de la plantación, se puede prolongar una cubierta de compost o bien estiércol bien maduros, de no más de 5 cm y taparla con el acolchado. Esta medida robustecerá la acción herbicida del acolchado y, además, va a suponer una aceptable fuente de nutrientes que se van a ir mineralizando y también infiltrando en el suelo de a poco, mientras el agua de riego o bien de lluvia los va arrastrando.

Fertilización

Como todas y cada una de las solanáceas, el pimiento es muy riguroso en nutrientes. En las etapas iniciales del cultivo, hasta el comienzo de la floración, requieren enormes proporciones de nitrógeno y fósforo. Más adelante, a lo largo del cuajado y engorde de los frutos, requiere superiores proporciones de potasio, calcio y boro.

Va a haber, por consiguiente, que hacer un óptimo abonado pre-plantación, que garantice la mayoría de las pretenciones de nutrientes, principalmente de los indicados previamente, por su más grande consumo. La utilización de abonos orgánicos, en vez de fertilizantes químicos, forma una fuente de nutrientes más perdurable y de liberación lenta.

La utilización de ceniza como abono, piensa una aceptable fuente de potasio, fósforo, magnesio y calcio, etc nutrientes, y además, actúa como catalizador que hace más rápido la mineralización de la materia orgánica y, por consiguiente, la liberación de los nutrientes en formas digeribles.

Como señalamos en el apartado referente al acolchado, integrar una cubierta de abono orgánico bajo el acolchado, piensa otra fuente de nutrientes en en el caso de que sea primordial.

 

Poda

No es rigurosamente primordial podar los pimientos mas si muy aconsejable, ya que mejoraremos determinados puntos como la composición de las plantas, la aireación, la precocidad, homogeneidad y tamaño de los frutos y, generalmente, la estabilidad y salud general de la planta.

 

Capacitación

Radica en dejar solo 2 o bien 3 ramas primordiales en la planta, podando el resto, de este modo como todas y cada una de las hojas y brotes que estén bajo la cruz (bifurcación del tallo)

Esta clase de poda es fundamentalmente precisa en las variedades tempranas de pimiento, que acostumbran generar más tallos que las tardías.

 

Destallado

Se van a ir cortando paulativamente las ramas interiores para beneficiar el avance del resto y hacer mejor tanto la aireación como la iluminación de la planta.

Esta operación debe hacerse con el precaución de no dejar expuestos los frutos a la luz directa del sol, ya que si este es profundo padecerían quemaduras que los echarían a perder.

 

Deshojado

Las hojas viejas o bien enfermas se tienen que remover mientras se marchan identificando para sostener la salud de la planta y achicar el peligro de aparición de patologías. Además, esta operación optimización la coloración de los frutos y la aireación.

 

Aclareo de frutos

Es conveniente remover el fruto que se forma en la primera cruz para beneficiar que el resto adquieran más grande tamaño, uniformidad y maduren más próximamente.

No debe ofrecernos lástima remover este primer fruto, ahora que si lo hacemos conseguiremos cosechas más rebosantes.

 

Aporcado

Radica en arrimar tierra al tallo de las plantas para hacer mejor el anclaje de estas y beneficiar la emisión de novedosas raíces.

Es una práctica muy sugerida, infaltante, en el cultivo del tomate o bien la patata mas no tanto para el pimiento, ahora que este es sensible a la rotura de raíces superficiales por las que tienen la posibilidad de ingresar patógenos que infecten la planta.

Debemos hacerla con bastante precaución o bien, mejor aún, aportando tierra extraída de otro sitio del huerto, de esta forma evitaremos la rotura de raíces al trabajar la tierra.

 

Tutorado

Es infaltante, en el cultivo del pimiento, dotar a las plantas de un sustento que las sostenga erguidas y evite la rotura de las ramas por el peso de los frutos o bien el viento.

Para eso se recurre a estacas y también hilos, por medio de los que se afirman las ramas primordiales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here