Cultivo del apio

0
28

El apio es una planta que no debe faltar en un huerto familiar, ahora que se puede tener a lo largo de casi todo el año ―inclusive en invierno― y no necesita bastantes cuidados ni espacio.

Aparte de su empleo como alimento, se ha usado desde obsoleto como planta medicinal ―principalmente por sus caracteristicas diuréticas y depurativas de la sangre―, aunque además se ve prestar otra serie de provecho para la salud.

Prosigue leyendo este artículo y hallarás todo lo que es necesario para ti entender para cultivarlo de manera exitosa.

 

Descripción de la planta

Hablamos de la clase Apium graveolens L., correspondiente a la familia de las Apiáceas, de la misma manera que la zanahoria o bien el perejil, en verdad el aspecto de estas tres plantas es muy semejante.

Es originaria de la región mediterránea, donde aún se puede hallar medrando de manera silvestre, eso sí, la mayoria de las veces cerca de asentamientos humanos.

Tiene una fuerte raíz con la capacidad de reforzar muy en el lote y la parte baja de sus hojas se engrosa para conformar pencas, que son las que acostumbran consumirse.

Estas pencas se tienen la posibilidad de blanquear a fin de que su gusto sea más especial, en caso contrario tienen un fuerte aroma y un gusto intensísimo que puede ser desagradable.

Requerimientos ambientales

Es una planta de tiempos frescos o bien tibios, que puede soportar heladas ligeras y es con la capacidad de realizarse desde los 8℃ de temperatura, por lo cual inclusive en invierno puede seguir medrando.

Sin embargo, si aguanta numerosos días seguidos de bajas temperaturas se va a subir a flor prematuramente, cosa que solo atrae si se quiere conseguir sus semillas.

Con respecto al suelo, no es muy riguroso, más allá de que los elige profundos, fértiles y húmedos, mas sin que lleguen a encharcarse. No acepta la salinidad y necesita la existencia de boro en cantidad bastante para abastecer su moderada demanda.

Trasplante

Cuando las plantas tienen unos 15 cm de altura se tienen la posibilidad de plantar en el sitio definitivo a fin de que sigan desarrollándose.

Si se hacen siembras escalonadas, el trasplante además debe ser escalonado.

Si unicamente se hace una siembra, esta operación debe dejarse para el desenlace de verano en tiempos tibios sin solamente heladas invernales.

En tiempos de inviernos duros, es preferible llevar a cabo el trasplante en primavera, cuando pase el compromiso de heladas.

 

Cuidados del apio

Cuando la planta alcanzó cierto avance no necesita bastantes cuidados alén de riegos ocasionalmente.

 

Control de adventicias

Es sustancial sostener las yerbas contendientes a raya a lo largo de la etapa inicial del cultivo, ahora que el apio medra muy lentamente al comienzo y podría quedar tapado por la vegetación espontánea que se lleva a cabo con mucha más grande agilidad.

CÓMO ELIMINAR MALAS HIERBAS

Este artículo cambiara tu forma de reflexionar y te ahorrará un largo tiempo y esfuerzo en escardas.

 

Riego

Si la humedad del suelo no es bastante va a haber que regar el apio siempre. Es sustancial que no padezca de sequía en ningún instante o bien sus pencas van a perder calidad.

Al inicio del cultivo los riegos han de ser más cortos y recurrentes, ya que las raíces de plantas solamente han profundizado en el lote y el propósito será sostener húmeda la cubierta superficial del suelo.

Mientras el apio medra, el riego ha de ser menos recurrente y de más grande intensidad ―aportando más volumen de agua en todos y cada riego. Si el suelo es fresco y húmedo, llegará un instante en el que prácticamente no será primordial regar, ya que el apio va a tomar el agua desde abajo.

 

Aporcado

Cuando las plantas van de la etapa inicial de desarrollo retardado y alcanzan un óptimo tamaño, es conveniente arrimar la tierra a su base.

Esto provoca que las pencas aumenten en longitud, y que la región que quede bajo la tierra se blanquee de manera natural. Si no se quiere el blanqueo se puede sacar la tierra una par de semanas antes de la cosecha.

ENFERMEDADES DEL APIOEstas son las anomalías de la salud y fisiopatías más habituales en el apio…

Blanqueo de las pencas

Si se quiere que las pencas tengan un gusto más despacio, se tienen la posibilidad de contemplar con papel opaco unos 15 días antes de la recolección, de manera que al parar de recibir la luz del sol van a perder el color verde.

Cubriendo con tierra la base de la planta además se puede poder blanquear las pencas, como enseñamos en el apartado del apocardo.

Cosecha o bien recolección

En los cultivos comerciales, el apio se recoge de solo una vez, cortando las plantas a ras de suelo. En cambio, en los huertos familiares es más práctico recortar solo las pencas que sean primordiales y dejar que la planta siga desarrollándose, así mismo se impide empezar otra vez el cultivo ―que ahora afirmamos que se lleva a cabo muy lentamente al comienzo.

En nuestro huerto disponemos de apio a lo largo de todo el año. Para eso lo plantamos en los extremos de los bancales, y dejamos que se desarrolle libremente hasta su floración. Por medio de las siembras escalonadas conseguimos que siempre haya apio listo para consumir.

ASOCIACIÓN DE CULTIVOS

Si vas a cultivar apio mira aquí con qué otras plantas lo puedes asociar a fin de que las dos salgan favorecidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here