Peculiaridades de la planta de tomate

0
10

 

La tomatera —planta del tomate— forma parte a numerosas especies botánicas, aunque la más cultivada a nivel mundial es Solanum lycopersicum, previamente llamada Lycopersicon esculentum. Pertenece a la familia de las Solanáceas, del mismo modo que el pimiento o bien ají, la papa o bien patata y la berenjena, etc.

Hablamos de una planta dicotiledónea, herbácea y de tipo perenne, más allá de que se cultiva como anual. Su hábito de desarrollo puede ser rastrero, semierecto o bien erecto, en dependencia de la diversidad.

Tallo

El tallo del tomate es de color verde, velloso, de espesor entre 2 y 4 cm, más ancho en la base.

Del tallo primordial nacen nuevos tallos secundarios, hojas y racimos florales.

De fuera hacia dentro, el tallo del tomate está compuesto por la epidermis, la corteza, el cilindro vascular y el tejido medular.

 

Hojas

El papel del tomate es pinnada y compuesta, con entre 7 y 9 foliolos preciolados, lobulados, con borde dentado, alternos y opuestos.

De la misma manera que el tallo, las hojas están repletas de pelos glandulares.

 

Flores

Las flores de la tomatera son de color amarillo, con cinco o bien más sépalos, cinco pétalos y cinco o bien séis estambres.

Se reúnen en inflorescencias de tipo racimo que acostumbran mostrarse en el tallo, cada 2 o bien 3 hojas.

Fruto

Es una baya bilocular o bien plurilocular, con forma aproximadamente redondeada y peso muy variable dependiendo de la diversidad y el avance del cultivo. El color del fruto inmaduro es verde en tanto que al madurar se regresa rojo, rosado, amarillo, anaranjado, morado, pardo, con distintas tonalidades, etc. según la diversidad de que se trate.

Dentro del fruto y cubiertas por una masa mucilaginosa, están las semillas. Estas son de manera ovalada y están repletas de pelo.

 

Raíces

El sistema radicular del tomate está compuesto por una raíz primordial, raíces secundarias y adventicias. Acostumbra alcanzar 1.5 m cerca de la planta y reforzar 50 cm como máximo, aunque la mayoría de las raíces se distribuyen en los primeros 20 cm de suelo.

 

➟ Si tienes ganas de saber cuáles son las superiores condiciones donde cultivar el tomate, no te pierdas este artículo.

 

Género de desarrollo

 

Preciso

En las variedades de desarrollo preciso, las plantas detienen su desarrollo tras haber producido un número de inflorescencias y acaban formando dos racimos florales sucesivos en el ápice de la tomatera.

Las plantas tienden a ser de menor tamaño y generan los frutos en el transcurso de un tiempo corto de tiempo.

 

Impreciso

En los de tipo impreciso, tanto el tallo primordial como los secundarios no dejan de medrar y de generar —desde la yema terminal de cada uno de ellos— nuevos tallos, que paralelamente dan sitio a novedosas hojas y racimos florales.

La producción de frutos es continua, logrando enseñar una misma planta frutos maduros, inmaduros en distinto nivel, flores abiertas y flores cerradas. Gracias a esto, la recolección acostumbra alargarse a lo largo de numerosos meses, si las condiciones lo aceptan.

 

Semideterminado

Por último, las tomateras de desarrollo semideterminado se caracterizan por parar el desarrollo en el momento en que alcanzan un número de inflorescencias, mas que comunmente sucede muy en el final del período de cultivo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here